Conversaciones de una nieta

Es increíble como después de tanto tiempo dos personas que no han coincidido en el tiempo ni en el espacio pueden parecerse tanto. Tú a mí no me conoces, pero yo siento como si te conociera de toda la vida.

En mi casa, a día de hoy, hay un señor que te tiene presente siempre y te menciona en cuanto tiene ocasión. En el fondo, ese señor aún sigue siendo un niño de 17 años que te echa de menos, y aunque ha tenido que vivir sin ti, no sabe cómo hacerlo.

Dice que me parezco a ti. En las cejas; en el cuerpo; en el pelo. Que tengo tu carácter; que respondo como sólo tú lo harías; que hasta tenemos los mismos gustos. Mi padre, ese señor que te recuerda, resopla cada vez que me ve una cana nueva porque se acuerda de tu pelo, siempre canoso recogido en un elegante moño (de esos que a mí tanto me gustan).

Te recuerda como una mujer grande, fuerte, con un carácter siempre sorprendente y con frases rotundas que harían temblar a cualquiera. Se acuerda de tu casa, de tu cocina y de tus postres, y de los veranos en la aldea. Se acuerda de esas monedas que le dabas a él y a sus hermanos pequeños para que las guardaran “por si acaso” y se acababan convirtiendo en un bollo con chocolate. Se acuerda de las peleas, de la famosa guitarra y de los miles de nombres cariñosos que tenías para cada uno de ellos.

Pero es triste como la vida te cambia el futuro en un momento, y cómo los bonitos recuerdos se ven aplastados por momentos de desolación. Y es que él también se acuerda del día que no volviste a casa, y de que lo dejaste solo. De hermano mayor pasó a ser padre, madre, defensor de las causas perdidas, confidente, amigo; adulto. Porque a él lo dejase solo, con dos hermanos pequeños. Y fue ahí, cuando mi padre, este señor, ese chico delgaducho de pelo rizo y negro como el Tizón se enfrentó a la vida. A sus hermanos JJ el pequeño, cojo y gamberro y JL, una cabra loca con ideas de loco soñador.

El tiempo fue pasando, y en tu familia, cosas del destino supongo, aparecieron dos niñas. Emma, con tu mismo nombre, la mayor. Alta, delgada y un poco gamberra también. Y yo, Marta, con tus cejas curvadas, tus caderas y tus canas. Te cuento esto porque supongo que a toda abuela le gusta tener nietas, y como dice papá “o que ten fillas comerá rosquillas de vello”.

La vida no nos ha dado la posibilidad de conocernos. Pero yo siento como si te conociera de toda la vida

Una madre está llamada a estar son el amor de su vida y rodeada de la gente que le quiere… y siendo esto así, ¿Cómo nos vamos a poner tristes por pensar que mi tío JL, “ese que se fue a EE.UU” y que mi abuelo Gaspar, un hombre cariñoso con las manos enormes ya no están con nosotros? Sabemos que están bien. ¡Están contigo! Estamos llamados a juntarnos de nuevo, y esta familia ya empezó, solo que antes de tiempo.

Estoy segura de que mi padre os imagina comiendo leche frita, natillas y bacalao con garbanzos todos los días.

Mano de un anciano con mano de un niño

Manos del origen con el fin

Por favor, cuidadnos. A los  mayores para que continúen con una vida feliz y enseñándonos a vivir. Y a los jóvenes para que nos parezcamos a vosotros. Cuidadnos lo que nos quede de vida y sobre todo esperadnos.

Eso sí: si puedo escoger, a mi padre con leche frita y a mí, con natillas.

.M.

 

Anuncios

Un comentario en “Conversaciones de una nieta

  1. mm dijo:

    Muy emotivo… Ojalá mis nietos-as piensen cosas bonitas de mí y que yo tenga tiempo de disfrutar de y con ellos-as. Espero poder transmitir en primera persona recuerdos, consejos, la serenidad y sabiduría que dan los años. Y además, también espero que los que de verdad me hayan conocido y querido de verdad hablen de mi y mantengan mi recuerdo vivo contando bonitas historias con palabras llenas de emoción. Eso es lo que hizo tu padre con tu abuela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s