Los hombres fineses

Los hombres fineses

Después de conocer Finlandia desde dentro, de aprender un poco de finés, de conocer sus fiestas y celebraciones y de controlar el clima finés… a llegado el momento de dejar de lado los bonitos paisajes nórdicos, donde todos son colores intensos, como el verde, el azul, o el blanco, para centrarnos en otra faceta importante del país. Los hombres fineses.

Altos, de pelo clarito, con ojos azules. De manos grandes, voz grave y según ellos, seguidores de la moda actual y alejados de la moda de leñador-comereno; forofos de los deportes como el fútbol y el hockey sobre hielo, grandes bebedores de cerveza y un poco introvertidos… entre todas estas características nos encontramos con atletas olímpicos, jugadores de Hockey sobre hielo, modelos, cantantes y actores… Tenemos tanto donde escoger, que no vamos a dar a basto.

Os dejo a algunos de ellos para que los vayáis conociendo. Las fotos están sacadas de su Instagram (click en la leyenda) y como no, sus direcciones para que podáis tener sus fotos en la palma de la mano 😉

La igualdad entre los sexos es palpable en Finlandia, siendo este el segundo país en dejar votar a las mujeres, por ejemplo. Los hombres fineses respetan cualquier rol que nosotras las mujeres queramos desempeñar, aunque muchas noticias diarias en periódicos dicen que el hombre finés medio es físicamente más violento con sus parejas y la tasa de feminicidios y agresiones muy superior a la española. Esto es debido a que los mediterráneos tienden a la impulsividad verbal y los finlandeses a la de acción… ¡Datos a tener en cuenta!

De todas formas, yo me quedo con que son hombres civilizados, grandes cortadores de leña y defensores de su hogar, que alimentan la sauna con sus grandes músculos y que les encanta ir de picnic, la naturaleza y los niños. Los fineses respetan mucho la intimidad de cada familia, son muy caseros y saben que una vez que han salido del nido, no vuelven. Los hombres fineses no entienden eso de ser mayor de 30 y seguir en casa de los padres, el no tener de qué vivir y el no poder mantener un nivel de vida aceptable. (Dicho sea de paso, el país se lo puede permitir también.) De todas formas, os acordáis de unos vídeos que os enseñé hace tiempo, sobre las emociones de los fineses?

¿De todos ellos, con cuál os quedáis? Yo ya escogí 😉

.M.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s