Cuaderno de bitácora: semana 18.

Situación: 60°10′15″N 24°56′15″E

Ciudad: Helsinki, Finlandia.

Temperatura: -5,6°C Wind 2m/s, 240°. Visibility 8km

Estado anímico: Terminado

Adios Lappeen. Diciembre.

Adios Lappeen. Diciembre.

Después de una semana más de exámenes finales, entregas de última hora y después de las fiestas pertinentes de pre-Navidad (aquí les encanta hacer fiestas “pre-“) es hora de ir pensando en hacer las maletas. Se acabó el “por si acaso”, las toallas, calcetines con agujeros y botes por la mitad. Meter en una maleta de 20km los jerseys de invierno, bufandas, botas de nieve… nunca ha sido tan fácil. Pero sé que lo conseguiré.

Hoy pongo rumbo a Rovaniemi. Una ciudad al norte de Finlandia, donde se encuentra el Círculo Polar Ártico, la casa de Papá Nöel y el zoo polar con los osos polares, muchas especies de pingüinos… y ningún lorito tropical. En esta ciudad hay muchas actividades para hacer: viajes en trineos tirados por Huskies, granjas de renos, viajes al centro del bosque en motos de nieve para ver las aurora boreales, un hotel de hielo… total, toda una aventura que una persona tiene que hacer en un momento de su vida.

En otras entradas ya os iré contando cómo fue pasar la noche en el tren, el frío o los días sin luz natural que asolan la ciudad.

Ahora, quería contaros que después de todo, ésto se va a echar mucho de menos. “Tanta historia para que ahora, se acabe”. Mamá dice que siempre tienes que irte de la fiesta cuando está en lo mejor, para quedarte con un buen recuerdo. Ayer me acordaba de ella cuando después de la pre-fiesta/fiesta/postfiesta (tanto pre y post para llegar a casa a las tres…), me tuve que despedir de toda la gente. Muchas promesas de “nos volveremos a ver”, “un verano hacemos un recorrido por Europa”, “si me dejas dormir en tu casa yo pago las cervezas”. Besos rusos y franceses, abrazos alemanes y belgas; besos y abrazos por todos lados “encantada de haberte conocido”, “seguimos en contacto”. 

¿Por qué en la vida nos pasa esto? En cuestión de meses, la vida te cambia, da un giro y pasas de cero a cien. Cuando conoces a gente que te gusta, estás ya disfrutando de la autenticidad de tus días y ya te hiciste un ritmo de vida, va, y tienes que cambiar y volver a empezar. Yo en mi caso, tengo que aprender a dejar de pensar en lejos. Si si, pensar en lejos. Cuando estoy aquí, pienso qué estarán haciendo los que están allí. Pienso qué estaría haciendo yo, si estuviera allí, lejos de aquí. Y cuando esté allí se que pensaré que está haciendo la gente aquí, o qué haría yo.

Propósito de Año Nuevo #1: Dejar de pensar en lejos.

Y para cumplir este propósito, me bajo a la calle. Si, ahora mismo, a las nueve y media de la mañana. voy a jugar con la nieve y a quejarme del frío. Porque ésto, está aquí.

.M.

Anuncios

8 comentarios en “Cuaderno de bitácora: semana 18.

  1. MAR dijo:

    Se te va a echar de menos. En estos meses nos han dado la oportunidad de conocer mejor Finlandia y, como ya te dije hace tiempo, ser un poco el cordón para saber cómo se desarrollaba la vida de nuestros erasmus en esa fría tierra. Espero que mantengas este blog allá dónde estés ya que pienso seguir buceando en él. Y respecto a lo de dejar de pensar en lejos, es algo que para algunos es inevitable y no es malo sólo que hay que saber dosificarlo para que no ataque en exceso la morriña.
    Un abarzo y que disfrutes muchos de esa nieve mientras puedas.

    • unpocoden dijo:

      Muchas gracias por tus comentarios Mar. Saber que puedes llegar a la gente y saber que hay a más gente que le pasa lo mismo que a uno mismo, te hace sentir como que da igual lo lejos que estés, que alguien en este mundo te comprende.
      Aún me queda contaros mucho de las últimas semanas por el Norte, y una vez que acabe, no sé que será del blog. Pero que seguiré intentando saber si la gente me comprende, no lo dudes.
      Besos grandes,
      .M.

  2. Mario Fernndez dijo:

    cuantas dudas cuantos recuerdos cuantos deseos la vida misma se feliz nos vemos por NAVIDAD besinos tu yo

    El 14 de diciembre de 2012 08:34, Un poco de N

  3. marta mamá dijo:

    Muy bien “anónima”, vamos mejorando!! (va por tu abuela).
    Martiña, estoy a la vez sorprendida, orgullosa y contenta de este blog. Cuando me hablaste de él tenías pensado que fuera como una guía para los Erasmus y así lo desarrollaste. Soy consciente de que yo te animé a utilizarlo como vía de escape para poner tus cosas (emociones) en orden y creo que algo de eso hay, sobre todo en el cuaderno de bitácora. No hay que esconder los sentimientos y en más de una ocasión nos has hecho aflorar las lágrimas con tus escritos. Al final ya ves, todo llega y todo pasa, sólo hay que dejar que pase el tiempo y mientras tanto aprovechar todo a tu alrededor: Eso que te llevas!! Ja, ja,ja, ya me estoy imaginando cuando tus hijos te llamen “dinosaurio pre-diluviano” al tiempo que hacen sus maletas para irse a estudiar fuera y tú les des tus mejores consejos (sobre cómo aprovechar la maleta o que hagan un estudio sociológico del entorno, por ejemplo) y les digas “porque yo ya pasé por ésto” y ellos se te queden mirando sin poder imaginar que tú también fuiste jóven, adolescente, estudiante, erasmus, parada, asalariada, soltera, novia……….y madre. ¡Te deseo toda la felicidad que seas capaz de disfrutar!! Un beso muy grande, mamá

    • unpocoden dijo:

      Muchas gracias .MM., me gusta mucho todo lo que me dices. No pensaba que fuera a ser tan útil a la vez de fácil (en algunos momentos) poner las cosas por escrito, pero me gusta mucho saber que a la gente le interesa lo que digo, y que hasta en algún momento, la gente me entiende tanto que se le caen unas lágrimas.
      Seguiré escribiendo, en el blog o en una libreta. Igual escribir de pequeña cosas en un diario obligada en momentos, y con necesidad en otros me ha ayudado a saber explicar en estos momentos lo que es una vida así…mejor, lo que es una nueva vida.
      Y con lo divertido que es, seguiré haciendo estudios sociológicos allá donde vaya. ¡Mucho cuidadito conmigo, que os pongo verdes! =)
      .M.

  4. yo mario dijo:

    Que tiempo tan feliz que nunca olvidaré. ¿Os acordais, vejestorias?
    Hace veinti … y ¿cuantos? años , ya pasamos por esto …
    Y la vida sigue.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s