Foreigner’s Guide to Finland (II)

Varjosanomat – asiaa, ihmisiä ja ihmeitä!

(…)

– Tenemos una actitud hacia el sexo y la desnudez muy relajada. De hecho, la gente tiende a hablar de sexo con tanta naturalidad como un británico podría hablar del tiempo. Es muy común escuchar a alguien decir “Me lo pasé muy bien esta mañana pensando en tu madre”. Esto no se considera grosero o desagradable, y otra persona probablemente empiece a deleitara los oyentes con sus escapadas privadas. La desnudez no es un tabú en Finlandia, incluso en los programas de televisión para niños muestran todo tipo de tetas.

En vez de los “viernes informales” en nuestros lugares de trabajo, tenemos los “viernes desnudos”, donde todo el mundo en la oficina viene “colgando y batiendo” (mala traducción del movimiento del péndulo).

– Nunca de propinas nadie en Finlandia. Nos pagan salarios decentes por lo general, y no los necesitamos. Ofrecer una propina a una camarera es una señal de que quiere pagarle para la cópula.

– Nunca dé su pésame o compadezca a nadie de nada. Es considerado ser condescendiente. Si un Finés le cuenta que su abuela murió o a él le diagnosticaron cáncer, lo mejor es reírse y decir “No me gustaría ser tú”. Esto es muy educado, demuestra que ha comprendido la situación y desea hacer más grande la miseria burlándose de él.

Esto se relaciona con la filosofía nacional finlandesa del realismo pesimista. Establece que cualquier cosa buena que le pueda suceder se le puede quitar con maldad. Con lo mala que pueda ser una situación, piensan que podría ser diez veces peor. Un Finés sólo es feliz cuando empieza a quejarse.

– La distancia personal finlandesa es de unos 3 metros. No se acerque a un finlandés más, o podría recibir un puñetazo en la nariz. Es por eso que siempre tenemos una cinta métrica de 3 metros a mano, para que podamos comprobar si alguien está demasiado cerca de nosotros. Incluso las parejas casadas se mantienen a suficiente distancia uno del otro, y los cuidados de un bebé pueden ser difíciles a tan larga distancia.

La ceremonia de beber café

Lo más importante es aprender la ceremonia de beber café. Cuando se le ofrezca café, puede verter un poco de leche o nata sólo si se es un niño. Los adultos siempre beben café negro.

No ponga el azúcar en la taza. Vierta un poco de café en el platito, mantenga un terrón de azúcar entre los labios y chupe el café a través del terrón de azúcar. Nunca beba café directamente de la taza, sólo lo hacen los enfermos mentales.

Si usted tiene algún bizcocho o pastas, puede sumergir un trozo en la taza de café y se lcomerlo “húmedo”. Pero sólo haga esto en los actos oficiales, ya que se considera demasiado sofisticado en los momentos normales.

Si el bizcocho incluye pasas, no son para ser comidas. Escoja las pasa, haga una mueca y péguellas bajo el plato pequeño o en el interior de las orejas.

Gastronomía

No se puede rechazar la comida en Finlandia. Puedes intentarlo, pero no será bien visto. Especialmente las personas mayores tienden a sobre-alimentar a sus invitados. Si te quedas con una familia finlandesa que incluye a los abuelos, no harás otra cosa que comer todo el tiempo. Simplemente no hay tiempo para hacer nada más.

Después del café de la mañana alrededor de las 5am, a los abuelos empiezan a cocinar las “taters” (un término común para todos los alimentos, así como “té” en el Reino Unido), y hará su primera comida alrededor de las 6 am. Después llega el café post-cena, y aquí de comienzan a cocinar la comida siguiente, que es seguido por otro café.

En Finlandia, el “café” no es sólo una pequeña taza de café negro. Es una gran taza de café mas bollos, panecillos horneados, pan, bocadillos y unas sabrosas galletas de varios tipos. Esta cadena de comida seguida por el café se repite en una sucesión sin fin hasta las 21:00, hora en la que se supone que debes descansar en su cama. Después de comer algo antes de acostarse, por supuesto, que es básicamente otra comida más.

El dulce más común aquí es algo llamado “salmiakki“, que está hecho de cloruro de amonio (lejía) y cubierto de sales. Para un extranjero puede saber como el betún, pero para un finlandés es el sabor de la felicidad. Si quiere ganar el respeto eterno de un finlandés, puede intentar comer uno sin vomitar y pedir más. Salmiakki comenzó como una broma de mal gusto para los extranjeros, pero los fineses nos acostumbramos a su gusto y ahora está arraigado en nuestra psique.

salmiakki

Salmiakki finés

(…)

.M.

Anuncios

10 comentarios en “Foreigner’s Guide to Finland (II)

  1. Diego dijo:

    UN MOMENTO!!! ¿no serán esas las gominolas que probé el año pasado? Ha sido verlas y me ha venido a la cabeza el sabor tan (aaaggggghhhh) que tenían… Por otro lado, esta gente está un poco mal…

    • unpocoden dijo:

      siii yo creo que son las mismas, la que tienen forma de estrella!! y las mismitas que pusiste a hervir… si la vena finesa ya me venía desde hace mucho tiempo, y yo sin saberlo!! No te preocupes, que te llevaré de las auténticaaaas =)

  2. Antonio Artés dijo:

    La historia que se llevan con el café no es normal… con la cantidad de agua de “alta calidad” proveniente del círculo polar ártico que podían beber… y no lo hacen…. ¿De donde sale tanto café que se tomán? ¿Tienen plantaciones de café en Finlandia?

    • unpocoden dijo:

      Y la cantidad de cubatas que se podrían hacer con el hielo, y le siguen dando a la cerveza… jajaja =)
      El café sale del Prisa, del KMarket y del SMarket. Pero es malísimo… ¡hasta ellos lo dicen! Igual un buen negocio era una tienda de café importado, ¡toma nota!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s