Cuaderno de bitácora: Semana 5

Situación: 60°10′15″N 24°56′15″E

Ciudad: Helsinki, Finlandia.

Temperatura: 13°C Wind 2m/s, 240°. Visibility 8km

Estado anímico: Insuperable

Ventana a Suomenlinna. Finlandia.

Ventana a Suomenlinna. Finlandia.

No hay nada mejor como tener visitas, y más cuando no tienes mucho tiempo para ponerte nerviosa. Lo que me suele pasar a mí cuando se que voy a hacer un viaje, es que semanas antes como que no pienso tanto en él y estoy mas tranquila. Pero cuando veo que los días que quedan para hacer el viaje se cuentan con los dedos de las manos (y de los pies en ocasiones) mi ritmo cardíaco se supera día a día y las largas listas de cosas por hacer, cosas que llevar, cosas que comprar… se hacen interminables.

Eso me pasó la semana pasada. Sabía que me esperaban 3 días en Helsinki que no iba a olvidar jamás. Y es que el sur, se plantó en el Norte.

Sí, el pirata cambió el barco por el avión y en cuestión de una noche en el aeropuerto, 6 horas de viaje, dos aviones y dos comidas holandesas por el camino, se plantó en Finlandia para pasar unos días muy importantes para nosotros, conmigo. Que bonito es escuchar “es que no quería pasar estas fechas sin ti”. Qué bonito.

Y qué bonitas se hacen algunas ciudades, algunos lugares o algunos cafés cuando estás con gente que te importa, y a la que le importas: “Una de las mejores sensaciones del mundo es ver sonreír a alguien y saber que tú eres la razón.” Y otra sensación que yo no cambiaría por nada, es una mirada y un levantamiento de hombros como diciendo: qué se le va a hacer, es así, y que te entiendan.

Justo en el momento en que lo necesitabas, lo querías y era lo mejor para ti aparece: esas cosas que tanto echas de menos y otras que nunca te las esperabas se juntan para hacerte la mejor sorpresa del mundo y hacer de unos días el mejor viaje del mundo.

Luego, como en toda historia o película inglesa que se precie, tocan las despedidas. El decirse adiós, el saber que ese no puede ser el último abrazo y que tiene que haber otro, el no saber si cargaste del todo las pilas o necesitas un día más… entran en escena. Pero solo si piensas que los días no son tan largos como parecen y que esa persona siempre se dará la vuelta porque el último adiós no es el último y que lo verás lanzándote besos desde lejos, solo si piensas eso, sabes que los días se pasarán mejor y que en otro momento, te reirás de esto y pensarás que como se podía querer tanto a alguien como para robarle la camiseta del pijama.

Paz en Helsinki. Finlandia

Paz en Helsinki. Finlandia

.M.

Anuncios

3 comentarios en “Cuaderno de bitácora: Semana 5

  1. Antonio Artés dijo:

    ¡¡Es sin duda el post que más me ha gustado hasta ahora!! Además, en este post se puede apreciar a la gran escritora que llevas dentro. Me ha encantado pasar estos días contigo. Que sepas que no solo tú has recobrado fuerzas. Un besito enorme!! ^^

  2. marta mamá dijo:

    hola nena! me gustó mucho lo que pones!! se ve que estás muy contenta y eso es lo principal y me alegro mucho. Pero ya sabes que vas ahí a estudiar así que aprovecha el tiempo!!!! Sé feliz. Besinos de los abuelos
    PD. este comentario lo mandan desde mi correo porque lo hicieron desde el suyo pero acabamos de ver que no estaba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s